Usabilidad en los formularios

Los formularios suelen ser un auténtico quebradero de cabeza y lo menos agradecido para un diseñador web, pero no hay que perder de vista al usuario y nuestro objetivo final: hacer una página amable y funcional.

Lo ideal: minimalismo, seriedad y claridad. Hay que facilitar al máximo las cosas al usuario y hacérselo agradable para que el usuario tenga la mejor experiencia posible.

La mejora de la usabilidad de los formularios incidirá positivamente en la tasa de conversión de tu sitio web.

Algunos consejos útiles que hemos encontrado navegando por la red:

  • Flexibilidad en los requisitos: mantén los requerimientos de cómo se escribe la información lo más flexible posible. Por ejemplo, no obligues a poner los números de teléfono con un guión. Y, por favor siempre que haya algún tipo de restricción en los cuadros de entrada, añade la aclaración necesaria lo más cerca posible del cuadro.
  • Establece confianza: indica claramente qué es lo que vas hacer con la información personal del visitante. Declaraciones tranquilizadoras, como no hacer spam… Si es aplicable, puedes incluir iconos de confianza.
  • Etiquetas claras: las etiquetas de los campos de entrada deben ser claras en cuanto a cuál es la información real que se requiere.
  • Etiquetas de texto sobre el cuadro de campo: coloca cada etiqueta de texto encima del campo que presenta, en lugar de al lado.
  • Longitud adecuada de los cuadros de entrada: ddapta la longitud de los cuadros de entrada a la longitud de los datos a introducir.
  • Pide sólo la información necesaria: no requieras que los visitantes introduzcan información que no es absolutamente necesaria.
  • Permitir la tabulación entre los campos: permite a los visitantes reducir al mínimo el uso del ratón.
  • Orden de tabulación apropiada: haz que el orden de tabulación coincida con el orden en que los campos aparecen en la página.
  • Instrucciones necesarias: minimiza el uso de instrucciones. Utilízalas solamente cuando sea necesario. Cuanto más instrucciones, menos probabilidades de que sean leídas.
  • Instrucciones sobre el campo: cuando las instrucciones son necesarias, colócalas sobre el campo, no debajo.
  • Establece expectativas claras: es buena idea decir claramente a los visitantes que van a recibir, ya que hay más probabilidades de que proporcionen información adicional, si valoran lo que reciben a cambio de su información personal.
  • Mensajes de error amigables: el mensaje de error debe ser amable y educado.
  • Mensajes de error inmediatos y visibles: que los mensajes de error aparezcan inmediatamente y se puedan reconocer fácilmente. Lo ideal es que aparezcan en rojo.
  • Descripción clara del error: el mensaje de error debe describir exactamente cómo el visitante puede solucionar el problema.
  • Cursor sobre el cuadro: el cursor debe aparecer, a ser posible, en el cuadro de entrada que hay que corregir.
  • Conservar los datos con errores: cuando se cometen errores, todos los datos introducidos se deberían preservar para que el usuario no tenga que llenar el formulario de nuevo.
  • Proporciona un contacto o ayuda: es útil para los mensajes de error proporcionar medios para que los usuarios se pongan en contacto con alguien si el error persiste.
  • Elimina contenidos: puedes eliminar los elementos estándar del sitio, incluida la navegación, y dejar sólo lo imprescindible en las páginas de formulario y un en lace para volver. Todo ello también mejora la usabilidad.
  • Enlaza con la información de protección de datos: enlaza a las páginas de política de privacidad.
  • Página de verificación: proporciona una pantalla para confirmar todos los datos introducidos antes de finalizar el proceso. Los datos introducidos incorrectamente y que no se pueden modificar, suelen originar costes en la empresa, fácilmente evitables con esta opción.
  • Página de agradecimiento: una vez que el formulario está completo, devuelve al usuario una página que indica que el proceso esté completo. Esto puede ir junto con lo anterior ,en la misma página.
  • Alinea los campos verticalmente: es una buena idea apilar los campos del formulario en sentido vertical en vez de horizontalmente. Más claridad.
  • Menús desplegables, los justos: si utilizas menús desplegables en tus formularios recuerda: adáptalos al usuario y no al revés. Por ejemplo, para España, en la selección de país ofrece dos opciones: España y Spain.
  • Usa correctamente los botones de opción: no uses los botones de radio cuando hay más de una opción aceptable.
  • Campos con valores preestablecidos: ofrece a los usuarios campos con valores preestablecidos para reducir al mínimo el riesgo de recepción de datos en un formato incorrecto.
  • Suficientes opciones: las opciones deben ser lo suficientemente amplias como para que los visitantes no se quedan fuera de la gama ofrecida.
  • Señala los campos obligatorios: indica qué campos del formulario es obligatorio rellenar frente a aquéllos que son opcionales. Por ejemplo con un asterisco.
Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: