Archivos para 31 enero 2011

Más sobre coherencia…

Seguimos dando vueltas sobre el ejercicio de la coherencia en esta profesión. Nos viene a la cabeza el caso del cliente que, aburrido de su logo perfectamente acomodado en el mercado un día se levanta con ganas de cambiarlo y llama a la agencia. La agencia que tiene ganas de trabajar y el creativo de turno que le cae el caramelito de dar un giro al logo del cliente dice que sí sin más y allá va. Innova, da un giro radical y qué consigue? En la mayoría de los casos, cargarse el trabajo de identidad corporativa que tanto esfuerzo y años de comunicación han dedicado todos, empresa, agencia y público. Y de repente llega la desorientación ¿quién es esa marca?

Pensando en esto me acordé de lo que pasó con GAP hace pocos meses. La firma decidió cambiar su logo, lo presentó en sociedad y su público se rebotó de tal forma y con tanta virulencia que, desde las redes sociales bombardearon a la firma y obligaron a dar marcha atrás. Esto en los tiempos analógicos no pasaba.

GAP ha sido coherente. No por querer cambiar su logo, pero sí por escuchar al mercado y reaccionar en consecuencia.

Y más vueltas a la coherencia. ¿Qué les parece el último anuncio de Coca-Cola?

Sin duda, desde algún punto es coherente, la marca insiste en su línea optimista, pero qué opinan de la manera en la que el creativo ha enlazado los resultados del estudio sobre temas problemáticos de hoy para darnos esa visión happy?

Deja un comentario

¿Coherencia?

Una amiga decidió ser vegetariana y lo publicó en Facebook. La reacción de los amigos ha sido inmediata y dispar.
Al parecer el hecho de que mi amiga sea argentina, de cultura básicamente carnívora, fumadora, mayorcita y tal, no le da derecho a replantearse la manera de comer e incorporar un nuevo hábito.
Con su decisión ha sembrado el desconcierto; ira entre los que esperaban verla siempre frente a una tira de asado en el plato y admiración entre los que ya eran vegetarianos más veteranos y la tenían como una causa perdida.

Las coherencias tontas son la obsesión de las mentes ruines (Emerson)

¿Qué es eso de ser coherente?
La coherencia en si misma no es ningún valor. Se puede ser tan coherente siendo un pacifista, un dictador, un ecologista o asesino en serie.
La exigencia de coherencia lleva un fondo (tufo) de dogmatismo siempre y según el credo que se siga, será mejor o peor valorada por los demás.

A favor de la flexencia
No sé si existe el término (seguro que no, acabo de transgredir), pero me gusta: “flexencia”, algo así como la coherencia desde la flexibilidad.
El mundo necesita gente coherente para poder reducirla a etiquetas. Todo así es más cómodo, manejable y medible. La complejidad, la diferencia, obliga al que te mira a hacer un mayor esfuerzo para descubrir quién eres. Somos perezosos y comodones. Preferimos que las sorpresas sean las mínimas.
En nuestro sector nos piden creatividad y sin embargo, son contados los clientes que optan por las propuestas más arriesgadas.

¿La coherencia es una apuesta segura?
Cuando BMW utilizó para un anuncio la imagen de una mano acariciando el aire desde la ventanilla de un coche no fue esto incoherente? No ves el coche por ningún lado, y sin embargo, es palpable la experiencia y el placer de conducir. ¿Acaso esto no es ir contra la lógica de lo que se espera de un anuncio de coches? ¿No creen que es uno de los anuncios más bellos?
La publicidad está llena de ejemplos notables de incoherencia y de coherencias tan aburridas y olvidables como los anuncios de jabón para lavar la ropa o de las sopas instantáneas o de los cereales para niños.
La coherencia es necesaria como referencia, pero si es dogma, lo mejor será plantearse transgredirla.
Por ejemplo, cuando uno trabaja con marcas, no resulta coherente cambiar un logo si funciona, si transmite los valores de empresa, su filosofía. En este caso es una referencia. El logo de Coca Coca podría ser un ejemplo clarísimo.
El mundo analógico era coherente (en el sentido de que sabíamos con qué contábamos y con que no, los límites estaban más claros),  todo estaba más dirigido, la publicidad era una comunicación unidireccional que los consumidores tragaban impávidos.
Los gabinetes de comunicación hacíamos un dossier y una nota de prensa, organizábamos desayunos o ruedas de prensa y listo, a esperar resultados, contábamos cosas a los periodistas y listo, todo bajo control, a contar repercusiones.
Ya nada es así. Con Internet todos nos miran y miramos a todos, todo el tiempo.

Si quieres miel no des puntapiés sobre la colmena
En este tiempo digital no hay tiempo para dogmas, todo está en fase de prueba o sometido a examen, como quieran verlo. Si funciona, seguimos, que no, a probar otra cosa. Hoy es un e-mailing, mañana un Twiter, pasado la realidad aumentada, incluso alguna llamada. Estamos metidos en una nueva manera de relacionarnos, de producir, de crear, de hablar. ¡Qué reto!
Tenemos más conocimiento ¿cómo ser coherentes en los términos clásicos? Hoy sabes lo que lleva una botella de Coca Cola aunque te la bebas con la coherencia de siempre ¿Cómo con tanta información no dudar aunque sea un poquito? ¿Cómo leer las noticias después de Wikileaks? ¿Cómo defender más blancor en cada lavado si la camiseta tiene quizá decoloración/caducidad programada? ¿Cómo no entender la opción vegetariana de mi amiga después de ver documentales como Earthling?

Deja un comentario

La postpublicidad es táctil

Y diréis, ¡qué asquerosamente corporativos que sois! ¡estáis obsesionados! tactil tactil, tic tac tic tac, tactil, tocándolo todo, todo touch… y sí, tenéis razón, pero es que fijaros en una cosa: estamos leyendo el libro Postpublicidad de Daniel Solana y qué nos encontramos? pues que, entre otras ideas muy interesantes sobre el papel de la publicidad en estos tiempos de cambios de vértigo, cuando pensábamos que todo era virtual y que nuestra experiencia táctil se esfumaba porque los materiales con los que trabajamos son más etéreos, resulta que Solana opina que, al contrario, la era postpublicitaria en internet ha devuelto protagonismo al tacto. Él dice que hasta ahora la publicidad podía verse (tv, cine) y escucharse (radio), pero con la “interactividad” que aporta internet se suma el “tacto“, las piezas publicitarias, las comunicaciones en general, se tocan, se manipulan.

No es que integrar el tacto genere más ventas ni comunique mejor, pero es un hecho significativo -especialmente para nosotros  ;-)-

Y seguimos citando a Solana: “El tacto podría parecer un sentido menor, pero no es así. A lo largo de nuestra vida, tocar y manipular resulta básico para construir nuestra relación con el mundo exteiroir. Percibimos el mundo con ojos y oídos, pero ver y oír parecen preceder a algo instintivo más íntimo y sofisticado como el alargar la mano y tocar. La necesidad de reconocer el entorno con nuestras manos queda patente ya en nuestra infancia. Cualquiera que conviva con niños lo sabe. En el salón de casa, lo que más le interesa al niño es el mando a distancia. No tiene colores estridentes y no emite sonido alguno, pero posee fantásticos botones que puede presionar.”

Es cierto que no es que sea muy creativa la manipulación que nos ofrece la publicidad interactiva, ya que se limita al movimiento del ratón y el click. Pero aunque humilde, este gesto resulta determinante: con un solo dedo puedes arrastrar, ordenar, acceder o tirar un documento a la basura. Basta un dedo para decir si o no. Y vamos avanzando… con el iPhone, iPad, dos dedos nos permiten ampliar o reducir imágenes, situarnos en un mapa, decir me gusta o no, compartir, opinar…

La vista opera en las distancia, el oído trabaja en un entorno más próximo, en la periferia del sujeto, pero el tacto es profundamente ínitimo, está en el sujeto, suscita un sentimiento de posesión, de protección, es “mío”.

Pues eso, lo dicho, lo táctil es “nuestro”. ¿Cómo íbamos a dejarlo pasar?

¡Larga vida a lo táctil!

Deja un comentario

Instantánea

Estampa familiar. Algunos estaban fuera (fumando), otros dentro (charlando, comiendo, riendo) mientras en la pared se proyectaba en un rulo sin parar el video oficial y el making off

Deja un comentario

Sergi Prenafeta nos regaló esta niña oriental

Deja un comentario

Marcos Cabrera nos regaló este monstruo

Deja un comentario

Resaca de la inauguración

Estamos contentos. Organizar una fiesta en tu “casa” es un hecho excepcional, te obliga a pensar en que hay algunos papeles desordenados que deben desaparecer de la vista, que has acumulado algo de polvo en la estantería y que no te gustaría que tus invitados lo perciban y lo mejor, que quieres que todo, todo, todo, salga perfecto. En la inauguración del local  nada podía fallar. Y la verdad, nada ha fallado.

Con la casa limpia y ordenada, el catering sencillo y saludable, el vino justo, el video y el proyector a punto y los amigos puntuales, todo salió rodado.

Reunimos a buena parte de la familia de tactilestudio (algunos no pudieron venir porque están lejos o les fue imposible) y pasamos un rato muy agradable.

Carolina de Santis de Videotrueque ha hecho un trabajo excelente y su generosidad nos permitió contar con un proyector para el video oficial de tactilestudio sobre una de las paredes del local. Por un momento, nos sentimos auténticas estrellas de Hollywood! jua!…

Propusimos un juego a los asistentes. La cosa era sencilla: colgamos un tablón en el que debían ir construyendo una historia escribiendo cada uno en un posit una frase que de alguna manera enlazara con la anterior. Sin reglas, ninguna. Rienda suelta a la creatividad. Y vaya si la hubo…

“Érase una vez en tactilestudio…”

Joan y Ana un día tuvieron una idea brillante. Ana con su “hierrito” argentino y Joan con su Harley colonizaron unos metros cuadrados en el barrio de Gràcia. ¡Terrible desgracia! Estaba hecho un desastre, pero para arreglarlo… llamaron a sus amigos a cual peor ¿Cómo acabará esto? Y el cristal!! ¿cuántos sudores e incertidumbre …¿puerta si? no?

Sí, claro que sí! Que iba a hacer sino robar a Harley del socio…y ahí va Ana camino de Jerez, bueno, más bien sería “caminito de Jerez”, pero igual sirve. Y por el camino me encontre de repente con unos rapaces que estaban “tolos” (¿”tolos”?) e o único que fixeron durante a tarde foi beber e (esto está en gallego o la gente  acusaba alguna que otra consecuencia del exceso de alcohol)...o pequeño diaño ca ledicia que o caracteriza marchou correndo (los gallegos tomaron hasta el tablón!!)...riding his Harley Davidson. He went topick up his friend Ana. They decided to head to the mountains…( y ahora en inglés!!!) después de tanto caminar, se encontraron con dos “persons” llamadas Dihander  y Dinawer que les indicaron qué camino debían seguir: El camino de los vectores, psd’s, pdf’s, photoshop, ilustrator, carton pulma y apple. Oh, por Dió, van a derrotá er planeta. Soy la madre de la Harley y estoy segura que mi hijo NUNCA ha estado en el camino de Jerez ¿Camino de Jerez? ¿de las montañas? Nada de Gràcia que es donde van, para carnicería, mercromina, gasa, vendas y pa la calle, me quedan 5 o 6 balas quieren saberlo?. Y Joan y Ana tuvieron una idea brillante… algo que hacer con su hierro, con el cristal, con las rapaces, con Jerez, con las Balas y fue montar. Cogieron los rapaces, les emborracharon con el jerez, dispararon las balas al cristal y el ruido del impacto hizo tac tac tac con la ayuda de Jordi. Jordi estaba ebrio, tanto que se dió cuenta que en realidad lo que había dado contra el cristal era su … (su qué???) 这是一个高大的故事(traducción: esto es un cuento chino)

Tenemos unos amigos muy creativos, sin duda. El arte moderno es así, nadie lo entiende…

1 comentario

A %d blogueros les gusta esto: